El esfuerzo es innegociable, también en educación

Últimamente escucho y veo más eso de infantilizar la educación primaria y me da mucho que pensar, porque cuando hablo con compañeros de Ed. Secundaria o incluso de la universidad me comentan que cada vez ven más falta de hábitos, de responsabilidad y lo más importante de un esfuerzo cada vez menor por parte de los alumnos que años atrás.

No sé si realmente estamos exigiendo menos, o cada vez somos más padres y madres helicópteros, siempre encima de ellos, marcando menos límites o límites difusos y proporcionándoles todo de una manera más fácil, pero…

No marcar límites, no dejar que prueben, se equivoquen y no exigirles esfuerzo, bajo mi punto de vista, hace que la sociedad cada vez sea más pobre.

¡Si las utopías son bonitas! pero las realidades son diferentes, cada etapa tiene sus dificultades y cuando nos vamos haciendo mayores, las dificultades se acrecientan.

Por lo que cada etapa tiene sus características, sí, y su desarrollo psicoevolutivo, pero el esfuerzo es innegociable en cualquier etapa.

Todo esto también tiene que ver con una falta de educación emocional por parte de una sociedad que nunca ha sido enseñada.

Sin embargo, nunca es tarde para aprender y hay mucha gente que deja dosis muy adecuadas de educación emocional.

¡Quitemos los controles y las pruebas! ¡Que aprendan solo jugando! No vaya a ser que se frustren, y no quiero decir con eso que está mal una cosa o la otra, sino que a veces hay que caerse para aprender a levantarse, y nosotros, los adultos, cada uno desde su posición tenemos que ser esas manos que ayuden y el hombro en el que se apoyen, no ese salvavidas que dice…

¡Que mi hijo no sufra! ¡Yo lo hago por ti!

Mal entendida felicidad…

Pues lo dicho, el esfuerzo es innegociable, también en educación.

Piensa en un amigo a quien mandarle este artículo

Soy Luis Pisa

Como profesor, me encanta ver cómo mis estudiantes se inspiran y crecen. Mi enfoque pedagógico se basa en la claridad y la accesibilidad.

Conoce más sobre mí aquí.

Deja un comentario