¿Tan malo es lo considerado como “tradicional”?

Acabó el curso y en muchas casas se sigue repitiendo el ¿Qué notas has sacado? Recuerdo cuando era pequeño que en mi casa no había premios por sacar las mejores notas posibles, en mi casa se llamaba “premio al esfuerzo”.

Muchas veces se nos olvida eso, el esfuerzo y las capacidades, el contexto, las circunstancias… no todo el mundo puede sacar un 10, pero sí a todo el mundo se le puede exigir dar el máximo.

Al final el que triunfa no es el que tiene el coco más brillante, lo siento, el que triunfa en la vida es el que persevera, se cae se levanta y se esfuerza.

En edades primarias debemos crear un hábito de trabajo, una disciplina, y sí, es una palabra que últimamente parece que está olvidada o incluso endemoniada.

Como el no usar libros de textos y solo Tablet… un amigo mío profesor de la Universidad me decía el otro día, si Luis, los niños tienen que tocar papel.

Estamos en la era digital, donde el trabajo con las nuevas tecnologías tienen que estar presente, pero se nos está olvidando la importancia del papel, del repetir, de crear un hábito.

Bajo mi punto de vista, y visto lo visto se nos está yendo incluso la cabeza en un mundo ideal lleno de proyectos en el que los niños viven en burbujas (hablo de educación primaria) y luego llegan a etapas posteriores y se llevan un baño de realidad.

Yo no recuerdo ser menos feliz por llevar libros de texto.

El equilibrio en todas las facetas de la vida es fundamental

En Suecia, Francia… empiezan a ver que se les ha ido de las manos con eso de olvidar el papel.

Más faltas de ortografía, niveles más bajo, leyes sin rumbo… ¡Está pasando!

¿Tan malo es lo considerado tradicional? ¿Será que nos estamos pasando de innovadores?

El equilibrio, amigo Sancho, el equilibrio.

Piensa en un amigo a quien mandarle este artículo

Soy Luis Pisa

Como profesor, me encanta ver cómo mis estudiantes se inspiran y crecen. Mi enfoque pedagógico se basa en la claridad y la accesibilidad.

Conoce más sobre mí aquí.

Deja un comentario